logotipo Colchones NIX Descanso
Dormir con escoliosis: mejora tu descanso
Dormir con escoliosis: mejora tu descanso y mejora el dolor de espalda

¿La escoliosis no te deja dormir bien? ¡Vamos a ayudarte!

La escoliosis, puede hacer del descanso un desafío constante. Pero tranquilo, en este artículo te explicaremos cómo un buen descanso puede ayudarte a aliviar el dolor en la espalda, además de algunos consejos para mejorar tu sueño.  

Desde la mejor postura al dormir hasta el colchón y almohada perfectos para descansar, desglosaremos todo lo que necesitas saber para recuperar el sueño reparador si sufres escoliosis.

¿Qué es la escoliosis?

La escoliosis es una condición en la que la columna vertebral se curva hacia un lado, adoptando una forma en S o en C.

Esta curvatura no puede corregirse con una buena postura. Las vértebras se giran, lo que hace que la columna adopte una curva con forma poco natural, a veces manifestándose así los síntomas visibles de la enfermedad.

Un estudio de la American Association of Neurological Surgeons, indica que esta enfermedad afecta casi al 2% de la población. La mayoría de las personas que lo sufren lo hacen de forma leve y sin graves consecuencias.

La escoliosis puede desarrollarse a cualquier edad, pero aparece con mayor frecuencia durante la adolescencia. A medida que experimentan estirones de crecimiento, a veces la columna crece de manera desigual, curvándose así poco a poco. 

¿Por qué aparece? Las causas suelen ser desconocidas, pero hay trabajos que especifican que en la mayoría de los casos existe una predisposición genética. También puede aparecer como síntoma de enfermedades neuromusculares como la espina bífida.

La curvatura causada por la escoliosis es permanente y no desaparecerá por sí sola. Sin embargo, un tratamiento temprano es esencial para  evitar el progreso y para minimizar los impactos que pueda tener en la salud. Es por ello importante acudir periódicamente al médico para observar la evolución.

Efectos de la escoliosis en el cuerpo y descanso

A medida que la columna vertebral se va curvando, la postura irá cambiando. Puede manifestarse de diferentes formas: hombros desparejos, un omoplato que sobresale más, la cintura más alta de un lado que del otro, o una parte de la caja torácica hacia afuera. 

Esto suele causar dolor crónico de espalda. La presión sobre músculos y articulaciones hace que aparezca un dolor constante, también sobre el cuello. Puede llegar a tener efectos sobre la capacidad pulmonar, generando problemas respiratorios.

Esto llega a afectar la calidad del sueño. El dolor de espalda e incomodidad dificulta la posibilidad de dormir. Además, la dificultad para respirar, conocida como apnea del sueño, también afecta al descanso.

Una mala calidad e interrupción del sueño va a empeorar el dolor. Es un problema para las personas que lo padecen, ya que un sueño de calidad y reparador es una de las prioridades para su salud.

El sueño profundo de la fase REM es fundamental para los adolescentes en crecimiento. 

Descansar sin interrupciones ayuda a los pacientes con escoliosis a tener más energía para hacer frente a las actividades diarias. Por ello, deben encontrar posiciones para dormir y soluciones que les permitan descansar.

Mejores posiciones para dormir con escoliosis

Mejores posiciones para dormir con escoliosis

En anteriores entradas de este blog te hemos mostrado las mejores posturas para un descanso reparador. Ahora vamos a enseñarte cuál es la que más va a ayudar a tu cuerpo a la hora de dormir si padeces escoliosis:

Dormir boca arriba: posición de descanso óptimo

Esta postura ayuda a mantener la columna vertebral estirada, en lugar de doblarla o torcerla. Minimiza el dolor y la progresión de la curva. Para ello, es importante tener un colchón que alivie la presión.  

Para mantener esta postura, uno debe acostarse completamente plano sin almohada que eleve la cabeza o las rodillas. Puede torcer la parte inferior de la columna y la pelvis. Estira las piernas hacia adelante con los dedos de los pies apuntando hacia arriba. Coloca los brazos a los lados y evita cruzarlos para no ejercer presión en los hombros.

Dormir de lado: siguiente mejor opción

Si no te adaptas a estar boca arriba, dormir de lado es la siguiente mejor opción para reducir las molestias. 

Coloca tu rodilla hacia el pecho y una almohada pequeña entre las rodillas. Esa almohada evita que la cadera/columna superior se tuerza hacia adelante y la columna inferior/cadera se tuerza hacia atrás. Esta posición es clave para mantener una alineación neutral y minimizar el estrés en la curva. Ajusta la almohada de apoyo según sea necesario.

Evita dormir boca abajo

Evitalo, es una postura problemática para la salud de tu columna en general. Con la escoliosis, se desaconseja especialmente debido a la torsión adicional que ejerce.

La cabeza debe girarse hacia un lado para poder respirar al dormir boca abajo. Esto tuerce el cuello. Al mismo tiempo, el arco de la espalda se dilata mientras la pelvis se hunde en el colchón, tensando los músculos de alrededor de la columna. Si sufres de escoliosis, te recomendamos evitar esta postura por completo.

Deshazte de las molestias durante el sueño

Existen estrategias para reducir las molestias provocadas por el dolor de espalda que van de la mano de la escoliosis, y mejorar así la calidad de tu descanso. 

  • Consulta a un profesional de la salud. Habla con un especialista en la columna vertebral para evaluar la gravedad de tu escoliosis y recibir recomendaciones específicas que se adapten a tu situación.
  • Colchón y almohadas adecuados. Primero, debes elegir un colchón el que evitar más dolores de espalda. Utiliza un colchón firme y de apoyo que mantenga una alineación adecuada de tu columna. También es necesaria una almohada que se adapte a la curva de tu cuello también para aliviar la presión.
  • Ejercicios y estiramientos recomendados por un fisioterapeuta o un profesional. Te servirán para fortalecer los músculos de la espalda y mejorar la postura. Reducirá el dolor e incomodidad durante el sueño.
  • Aplicar calor o frío en la zona. Hacer esto antes de acostarte alivia la tensión y reduce el dolor.
  • Analgésicos. No dependas de los medicamentos a largo plazo sin supervisión médica.
  • Postura consciente. Presta atención durante el día y asegurate de que la alineación de tu espalda sea adecuada. 
  • Masaje y terapia de relajación. Pueden disminuir el estrés y la tensión muscular, mejorando la calidad de tu sueño.
  • Colchoneta de yoga. Para proporcionar apoyo adicional mientras duerme, colocala donde más molestias tienes.
  • Consulta con un especialista en sueño. Si tus problemas para dormir persisten a pesar de intentar estas estrategias, prueba a consultar a un especialista. Pueden realizar evaluaciones y recomendaciones específicas para mejorar el descanso.

Si te has decidido a comprar un colchón, es importante que tengas en cuenta que, para la escoliosis, debes elegir aquel con el que, al dormir, puedas mantener la postura natural de la columna vertebral. Es por ello que debe ser de una firmeza alta.

En NIX Descanso contamos con una selección de colchones y almohadas que se adaptan a tu cuerpo, permitiéndote tener un descanso reparador por las noches.

Nosotros te ayudamos a descubrir qué colchón es el adecuado para ti

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Otros
Articulos modo rem

logotipo Colchones NIX Descanso
Colchones

El departamento Comercial y Asesoramiento de producto NIX te ayudará a tomar la mejor decisión.

Puedes dejar tu teléfono y te llamaremos en un momento.

También puedes llamarnos o escribirnos por WhatsApp al 611 37 39 80 para asesoramiento de producto NIX Descanso

Abrir chat
Escanea el código
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?