logotipo Colchones NIX Descanso
¿Dolor de cuello después de dormir? Causas y soluciones
¿Dolor de cuello después de dormir? Causas y soluciones

¿Te levantas con dolor de cuello después de dormir? No te preocupes, no eres el único.

Aproximadamente el 10% al 20% de los adultos experimentan algún tipo de dolor de cuello. El dolor de cuello también puede volverse más común a medida que tu columna vertebral, y tú, envejecéis.

Muchas veces, el dolor de cuello aparece por la posición que adoptas mientras estás en la cama. La postura al dormir puede ejercer estrés en los músculos del cuello, o puede ser causada por un colchón que no brinda el soporte adecuado. Es dolor también aparece por una mala postura durante el día o a no estirar el cuello de manera regular.  

Por lo tanto, según la causa, es posible prevenir el dolor de cuello mediante estiramientos, cambios en la postura para dormir o el uso de un colchón más adecuado. También, la causa del dolor de cuello puede ser por una mala postura durante el día o por no estirar tu cuello con la frecuencia suficiente. 

¿Podría prevenirse el dolor de cuello con estiramientos, cambio de posición al dormir o de un colchón y almohada que ofrezcan más apoyo? En este post vamos a ayudarte a comprender qué es lo que causa esos dolores y cómo aliviarlos para que puedas descansar.

¿Qué causa el dolor de cuello?

A nadie le gusta despertarse con dolores, menos aún en el cuello o en la espalda. Pero si las molestias llegan a un punto en el que no puedes soportarlo más, debes acudir al médico. Podrían ser causas más importantes que una mala postura.

Las molestias en las cervicales pueden desencadenarse por varios motivos y, la mayoría de las veces, acaban en tortícolis, que es una contracción de los músculos del cuello en un tiempo prolongado que acaba provocando una leve torcedura de la cabeza.

Algunas de las razones por las que el dolor de cuello va en aumento son las siguientes:

Mala postura durante el día

Lleva a los músculos del cuello a ponerse rígidos o ocasionar dolor, lo que puede empeorar durante la noche. Además, una mala postura al dormir hace que los músculos puedan distenderse si se someten a una tensión constante durante la noche.

Usar el móvil 

La posición de nuestro cuello mientras estamos despiertos también afecta. El uso constante de los teléfonos móviles implica que, en comparación con la posición neutral, el cuello se tenga que inclinar entre 45 y 60 grados, aumentando la carga sobre la cabeza. Con el tiempo, esto puede llevar a problemas graves como dolor de cuello, en la columna, pérdida de movilidad o rigidez. 

Excesivo esfuerzo y ejercicio mal hecho

Realizar excesico ejercicio y de forma incorrecta puede ocasionar también dolores. Bastante común con los ejercicios de resistencia o de pesos. Esto se conoce como cervicalgia o dolor cervical. Aunque muchas veces es leve, es importante tener precaución, ya que con el tiempo puede ir a peor.

También ejercicios ejecutados de manera incorrecta, como los abdominales, pueden causar de dolores en el cuello.

El estrés también afecta a tu cuello

La tensión muscular provocada por el estrés hace que se adopte una mala postura de manera inconsciente. Tendemos a encorvarnos con los hombros hacia delante e inclinando la cabeza hacia atrás.

Cómo aliviar el dolor de cuello por la mañana

Siempre es mejor prevenir el dolor de cuello en primer lugar. Es por ello importante contar con un colchón y almohada que se adapten a tu cuerpo. Aun así, hay veces que despiertas con dolor y necesitas saber cómo deshacerte rápidamente de él.

En este caso, es posible optes por tomar medicamentos para el dolor como ibuprofeno junto con algunos estiramientos suaves.

Aquí tienes algunos estiramientos que puedes intentar para relajar los músculos del cuello:

  • Giro de hombros. Gira los hombros hacia arriba y hacia atrás seis veces, luego invierte y giralos hacia adelante seis veces.
  • Movimiento lento de inclinación de cabeza. Con la espalda recta y el mentón nivelado, gira suavemente la cabeza hacia la derecha como si estuvieras negando con la cabeza. Mantén la posición 30 segundos, luego gira lentamente la cabeza hacia el otro lado para completar el movimiento de inclinación de cabeza. Nuevamente, mantén el estiramiento 30 segundos. Puedes repetirlo hasta diez veces seguidas para relajar los músculos.
  • Movimiento lento de asentimiento. Comienza con la espalda recta y el mentón nivelado, mirando hacia adelante. Baja lentamente el mentón hacia el pecho, manteniendo la posición 30 segundos. Luego, mira hacia el techo, esta vez manteniendo la posición sólo diez segundos. 
  • Empujar el cuello hacia la mano. Intenta colocar tu mano en la parte posterior del cuello y luego presiona suavemente el cuello contra la mano durante 30 segundos.
  • Movimiento lento de oreja a hombro. Comienza con la espalda recta y el mentón nivelado, mirando hacia adelante. Inclina la cabeza, moviendo la oreja derecha hacia el hombro derecho. Repite el estiramiento hacia el otro lado. Ve y vuelve hasta hacer diez repeticiones.

Si bien estirarse por la mañana te aliviará el dolor en el momento, estirar suavemente antes de acostarte también evita el dolor.

Actividades como el yoga son una excelente opción con la relajarte y dormir plácidamente.

Las mejores posiciones para dormir y evitar el dolor de cuello

Mejores posiciones para dormir y evitar el dolor de cuello

Algunas posiciones para dormir pueden ejercer estrés en tu columna vertebral, lo que lleva a tener rigidez en tus músculos. Por ejemplo, dormir boca abajo con la cabeza girada hacia un lado puede ser malo.

Es por ello que debes probar posiciones para dormir hasta que encuentres la que mejor se adapte a ti: 

  • Dormir de lado. Es la posición preferida por la población. Dormir sobre el lado izquierdo del cuerpo es la mejor postura para descansar.
  • Dormir boca arriba. Ayuda a alinear la columna vertebral y a reducir el riesgo de dolores de cuello y espalda. 
  • Dormir boca abajo. Es la menos recomendada. Con ella, fuerzas una postura que puedes causar dolores de cuello y espalda.

Elige una cama con la que reducir el dolor de cuello

Normalmente a la hora de hacerte con una cama nueva, cometes errores como no elegir lo que más se adapte a tu cuerpo. Los colchones excesivamente blandos o almohadas que eleven demasiado la cabeza contribuyen al aumento del dolor. Pueden llevarte a dormir en una posición que dañe tu columna vertebral.

Es por ello que cambiar tu colchón y almohada por opciones que aporten más de apoyo y te mantengan en la posición adecuada mientras duermes, hacen que tus músculos descansen por la noche.

En NIX Descanso compartimos contigo la guía definitiva para hacerte con un colchón.

Un colchón más firme te proporcionará más apoyo ayudándote a reducir el dolor. Si quieres saber si es la firmeza lo que necesitas para tu cuello, intenta colocar tu colchón actual directamente en el suelo y dormir en él. Si mejoras, tendrás que cambiar a una cama que te aporte más apoyo.

Aun así, no optes por un colchón excesivamente duro, ya que puede afectar a tu calidad de sueño. 

Elegir una almohada de apoyo para mantener tu columna alineada en el sueño también es importante. 

Sueño profundo y sin dolor gracias a NIX Descanso

Una buena noche de descanso puede mejorar todo, desde nuestras preocupaciones hasta la concentración y productividad.

Por eso te ofrecemos los mejores productos para dormir. Nuestros colchones y almohadas harán que por las mañanas te despiertes nuevo y listo para cualquier reto.

Estamos aquí para que tu descanso sea de la mejor calidad posible.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Otros
Articulos modo rem

logotipo Colchones NIX Descanso
Colchones

El departamento Comercial y Asesoramiento de producto NIX te ayudará a tomar la mejor decisión.

Puedes dejar tu teléfono y te llamaremos en un momento.

También puedes llamarnos o escribirnos por WhatsApp al 611 37 39 80 para asesoramiento de producto NIX Descanso

Abrir chat
Escanea el código
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?