logotipo Colchones NIX Descanso
La mejor postura para un dormir reparador
La mejor postura para un dormir reparador

La postura elegida para dormir puede afectar significativamente a nuestra calidad del sueño y a nuestra salud en general. 

Las personas invertimos casi un tercio de nuestra vida en dormir y descansar. Es en el sueño donde el cuerpo se repara y recarga las pilas. Dependiendo de su calidad, al levantarnos, estaremos más activos o cansados.

Por ello, hay algunos aspectos que hay que tener en cuenta. Entre ellos, la rutina y hábitos de sueño, la alimentación, el ejercicio y la comodidad. Dentro de esta última le damos importancia a la postura en la que dormimos.

Es importante pensar que cada persona es diferente. Uno puede encontrar que una postura en particular le funciona mejor que a otra persona. 

Es importante experimentar para encontrar la postura que proporcione el mejor sueño, descanso y alivio del dolor de espalda. 

La mala postura al dormir tiene consecuencias

Una mala postura al dormir puede tener una variedad de consecuencias negativas para la salud. 

Para referirnos a una postura saludable al dormir hablamos de ergonomía postural del sueño.

Al dormir en una mala postura, puede aumentar el riesgo de dolor de cuello, hombros y espalda. Esto es porque esas partes del cuerpo no están en una posición correcta y adecuada. También puede aumentar el riesgo de desarrollar problemas de columna vertebral, como escoliosis o cifosis.

Además, la mala postura al dormir puede afectar a la respiración y el flujo sanguíneo, lo que puede contribuir a problemas de salud como la apnea del sueño y la presión arterial alta.

Las personas que se encuentren en plenas facultades de salud pueden dormir en la posición que mejor les convenga, siempre y cuando no empiece a generar molestias o dolores al despertar. Pero, si tienes alguna condición de salud, es importante elegir cómo vas a dormir.

Beneficios y desventajas de la postura para dormir

Dormir de lado es la postura más recomendada

La mejor postura para dormir varía en función de cada persona, ya que depende de factores como la comodidad personal, las preferencias y las necesidades físicas. 

Corregir esta postura es complicado y lleva tiempo, pero no es imposible. Hacer esto va a proporcionarnos un mejor descanso, pero también a evitar que sintamos molestias y dolores en nuestro cuerpo. A esto también tienes que añadirle un colchón que te ayude a mantener la posición adecuada.

Algunas posturas comunes para dormir son: 

Boca arriba

Dormir boca arriba con una almohada baja o media ayuda a alinear la columna vertebral y a reducir el riesgo de dolores de cuello y espalda. 

Aun así, tiene algunos inconvenientes. Las personas que duermen así suelen padecer de reflujos ácidos. La cabeza al estar al nivel del estómago hace que los contenidos gástricos del estómago puedan ir hasta la garganta. Aquí es recomendable levantar la cabeza con almohadas o el cabecero.

Es importante que si sufres de apnea del sueño o roncas, evites esta posición. En ella, la lengua se desplaza hacia la faringe y obstaculiza el paso del aire. 

Si tienes alguna enfermedad pulmonar es recomendable que duermas con dos almohadas que te permitan estar inclinados verticalmente y así respirar sea más fácil. También para las personas que padecen de lumbalgia, porque así pueden elevarse con una almohada.

Posición fetal (de lado)

Los médicos expertos en sueño y los fisioterapeutas explican que dormir sobre el lado izquierdo del cuerpo es la mejor postura. Según un estudio de ASOCAMA, el 65% de la población prefiere esta postura al dormir.

Para dormir de lado se debe utilizar una almohada alta para mantener la cabeza y el cuello alineados con la columna vertebral. Ayuda a evitar el dolor de las lumbares o cervicales, posibles reflujos gastroesofágicos y contribuir a reducir los ronquidos y la apnea del sueño.

Una de las desventajas de esta posición es que produce presión sobre las extremidades. Puede suponer una acumulación de estrés en los músculos al mismo tiempo que afectar a la circulación sanguínea. Por ello es recomendable colocar un punto de apoyo como una almohada entre las rodillas.

Opta por esta postura si sufres de reflujo gastroesofágico. También si estás embarazada, ya que favorecerás la circulación de la placenta. Las personas con lumbalgia también pueden optar por esta opción si la complementan con una almohada colocada entre las rodillas que deben de estar flexionadas.

Boca abajo

Es la menos recomendada. Puede causar dolores de cuello y espalda. Además, no ayuda a mantener una buena alineación de la columna vertebral ya que se fuerza a estar en una posición que no es la natural.

Con esta postura, se obliga al cuerpo a forzar una postura durante las horas del sueño de manera consecutiva. Esto supondrá que la columna quede sometida a un estrés que puede provocar problemas en el cuerpo como tendinitis, lumbalgia o cervicalgia.

Es importante recordar que cualquier postura es mejor que otra si te permite dormir cómodamente y sin interrupciones. 

Si tienes dolores crónicos o problemas de salud, habla con tu médico para obtener recomendaciones específicas sobre cómo debes acomodarte para dormir.

También debes seleccionar un colchón y una almohada de calidad que se ajuste a tu cuerpo y forma de dormir para que descanses de manera óptima por las noches. En NIX Colchón te ayudamos a elegir el colchón que mejor se adapte a tus características.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Otros
Articulos modo rem

logotipo Colchones NIX Descanso
Colchones

El departamento Comercial y Asesoramiento de producto NIX te ayudará a tomar la mejor decisión.

Puedes dejar tu teléfono y te llamaremos en un momento.

También puedes llamarnos o escribirnos por WhatsApp al 611 37 39 80 para asesoramiento de producto NIX Descanso

Abrir chat
Escanea el código
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?