🎄Rebajas de Invierno🎄

-50€ Dto.

(Pedidos +200€)

CUPÓN:

d
h
m
s
¿Puedo recuperar el sueño perdido?
¿Es posible recuperar el sueño perdido?

El sueño perdido aparece cuando no se descansa bien o lo necesario durante las noches. Las razones por las que ocurre esto pueden ser diferentes: insomnio, estrés, desvelarse mientras duermes o no descansar las horas necesarias para cada uno.

Dormir es una actividad reparadora. Durante ella es cuando se asimila toda la información que se ha ido almacenado durante el día. El cuerpo se rehabilita tras la actividad realizada a lo largo del día y se renuevan las energías para afrontar el día siguiente. Un ciclo irregular del sueño afecta a estos procesos de recuperación.

Un descanso insuficiente genera más cansancio y provoca un peor humor. También, si es el estrés lo que está haciendo que no duermas, puede aumentar su efecto negativo.

Cuando no se consigue descansar lo necesario para que el cuerpo y la mente se sientan como nuevos, nos solemos preguntar si es posible recuperar esas horas de sueño perdidas y cuáles podrían ser sus efectos.

Una deuda de sueño

Si no dormimos las horas necesarias, iremos acumulando lo que se conoce como “deuda de sueño”.

El descontrol de horarios es el principal responsable de esta deuda. No solamente en los hábitos de descanso, también el desajuste en la alimentación, el trabajo y el ejercicio físico.

La gente suele aprovechar las vacaciones, los festivos y los fines de semana para intentar recuperar el sueño perdido durante el transcurso de la semana. Pero, aumentar las horas de sueño después de su falta no es una práctica tan efectiva como se puede llegar a creer.

El sueño se encuentra regulado por lo que se conoce como ritmo circadiano. Son cambios físicos, mentales y de conducta que siguen un ciclo de 24 horas. Este ritmo es propio en cada ser humano y afectan a la salud y funciones del cuerpo.

Al funcionar el sueño por ciclos, si no los cumplimos de manera completa, no se puede esperar que el siguiente ciclo lo cubra.

Ir arrastrando falta de horas de sueño puede acabar generando problemas en la salud, que solamente generarán más dificultades en la conciliación del sueño si seguimos manteniendo los malos hábitos.

Algunas de las consecuencias que puede ocasionar la falta de descanso es la perdida de concentración, el mal humor, la ansiedad, el peor desarrollo de las relaciones sociales y las consecuencias en la salud, debilitando las defensas y aumentando la posibilidad de contraer enfermedades.

Solemos pensar que una vez se recuperen esas horas, los efectos desaparecerán. Pero esta deuda tendrá consecuencias negativas sobre las funciones básicas realizadas por el organismo, que muchas veces llegamos a ignorar.

¿Es posible recuperar las horas perdidas de descanso?

¿Es posible recuperar el sueño perdido?

Existen diferentes opiniones sobre si es posible recuperar las horas de sueño perdidas.

Hay estudios, como el del Instituto Nacional de Ciencia Central en Polonia, donde se expone que es imposible recuperar el déficit de sueño acumulado. Explican que lo que denominan “atracón de sueño” a base de dormir largas siestas y recuperar las horas de sueño en días de descanso, no serán suficientes para compensar aquellas perdidas por la noche.

Otros afirman que, si es posible recuperar las horas perdidas de sueño, dependiendo de la frecuencia y de las horas que sean. Si solamente han sido un par de noches en las que se ha dormido poco, es más fácil que el cuerpo las recupere. Pero, si nos encontramos ante una falta que se extiende a un largo periodo, la recuperación es más lenta. Si ya hablamos de años, no es posible saber con exactitud si se recupera el descanso de manera plena, pero sí se nota cada vez menos los efectos de la somnolencia.

Para poder recuperar esas horas, debes planificar un horario de sueño adecuado. Llevar una rutina, por muy pocas que se duerma, ayudará a que el cuerpo se adapte a las horas de descanso invertidas por cada persona. A esto, se le debe añadir el uso de técnicas de relajación, meditación y ejercicio. 

En cuanto a aprovechar los días de descanso, solamente se notará el beneficio de las horas extras si se añaden una o dos. Si se agregan más, el efecto generado será inverso, es decir, más cansancio.

También es recomendable limitar el consumo de ciertas sustancias, como cafeína, alcohol y nicotina, y evitar los estímulos luminosos antes de acostarse.

Debes tener en cuenta que, a lo mejor, tu falta de sueño puede no deberse solamente a tu rutina de sueño. Los factores externos como la cama también influyen. Por ello, debes invertir bien en lugar donde vas a descansar todas las noches y elegir un colchón que se adapte a tus necesidades.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Otros
Articulos modo rem

Escanea el código