-50€ de Dto. en pedidos +200€ CUPÓN:

d
h
m
s
Beneficios del sueño en el crecimiento de los niños 
Niña descansando en una cama

Los beneficios que tiene el sueño en el crecimiento de los niños y niñas, les permite desarrollarse tanto física como mentalmente. 

Dormir es una actividad vital, al igual que la alimentación y el ejercicio físico. Les ayuda a recuperar la energía tras un día de movimiento y a estar listos para el siguiente. También les permite procesar lo que han aprendido y tener un mejor rendimiento en las actividades que van a desarrollar a lo largo del día.

¿Cuántas horas debe dormir un niño para descansar?

Las horas necesarias para el buen descanso de un niño van cambiando. A medida que un niño crece, las horas de sueño son cada vez menos. Cuando son bebés, pasan durmiendo de 12 a 16 horas, y, a medida que van creciendo, va disminuyendo hasta que solamente invierten de 8 a 10.

Las horas de sueño necesarias en niños pequeños son 10

Expertos como la National Sleep Foundation (NSF) recomiendan que las horas que deben dormir los niños se vayan moderando a medida que van creciendo hasta llegar a la adolescencia, ya que las necesidades, las actividades físicas y el ejercicio mental no son lo mismo.

En los primeros años de vida y hasta los 12 años, una media de 10 horas de sueño cada noche es lo ideal para que el niño pueda recuperar su energía. 

Con la llegada de la adolescencia, esas horas van disminuyendo hasta 8, en algunos casos incluso menos. Muchas veces ni siquiera las llegan a cubrir. Y es que hay estudios que afirman que el 40% de los niños no duermen las horas necesarias a lo largo de la semana, cifra que aumenta a un 48% los fines de semana. Esto puede hacer que no desarrollen su día con normalidad debido al cansancio y somnolencia por no haber descansado adecuadamente.

La importancia de una rutina de sueño en el descanso

Las horas de sueño tiene beneficios tanto físicos, mentales y emocionales. Si un niño no descansa bien, le puede generar problemas a la hora de aprender, de mantener la concentración, afectar a su capacidad de moverse y al desarrollo personal y físico. También puede hacer que desarrollen trastornos como ansiedad o depresión a una edad muy temprana, incluso que el no descansar bien derive en fracaso escolar. 

Es necesario por tanto establecer una rutina. Que todas las actividades como cenar, comer o ducharse sean siempre en la misma hora. Esto ayudará a que asocie esas actividades con la hora de dormir y tenga un buen descanso. También una rutina de sueño. Levantarse y dormir siempre a la misma hora es fundamental para que el niño pueda descansar todas las horas necesarias.

Haz que se mantenga activo durante el día. Las actividades deben ser tanto físicas como mentales, que ayuda a liberar energía y a su desarrollo como persona. Pero ten cuidado, no debes añadir más actividades de las necesarias. 

Evita el uso de dispositivos electrónicos antes de dormir. Estas actividades pueden alterar a los niños. Por ello, es recomendable que no usen pantallas tanto de móviles como de la televisión al menos una hora antes de acostarse.

Cuida su lugar de sueño. Prepara su habitación de tal manera que se sienta cómodo para dormir siempre en el mismo lugar. No debe considerar que la cama es un castigo, más bien un lugar agradable. Debes tener en cuenta que sea un lugar oscuro, que la temperatura esté entre 18 y 21 grados y que el sonido sea nulo o muy leve. 

En cuanto al colchón, debe ajustarse a las medidas del niño, para que tenga la libertad de movimiento. Por ello, te recomendamos nuestro colchón NIX SOMNIA. Este colchón es perfecto ya que se adapta a tu morfología, te da una gran sensación de confort y favorece al cuerpo a la hora descansar; por su capacidad de ajustarse a la postura de cada persona al dormir.

¿Cuáles son los beneficios del sueño?

Estos son algunos de los beneficios que tiene el dormir bien en tus hijos:

  • Mejora el rendimiento académico. Cuanto mejor duerman, más capacidad de concentración van a tener en clase.
  • Ayuda a recuperar la energía para afrontar el día siguiente.
  • Estimula una mejor salud. Cuando un niño duerme, produce somatropina, que es la hormona que les permite seguir creciendo. También fortalece el sistema inmunológico.
  • Reduce el mal humor y la irritabilidad en su comportamiento.

Si tienes en cuenta estos consejos, ayudarás a tus hijos a descansar de la manera correcta. Y si un niño descansa bien, estará más relajado y, por tanto, de mejor humor. También puede seguir algunos de estos tips en tu propio día y poner en marcha una rutina en familia. 

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Otros
Articulos modo rem

Escanea el código